Galardonados

Natalia Bażowska

I puesto Edición 2011

Cuando triunfó en el décimo aniversario del concurso Artystyczna Podróż Hestii en 2011, era estudiante de cuarto curso de pintura en la Academia de Bellas Artes de Katowice y doctora en Psiquiatría. En los estudios de doctorado en la Universidad Médica de Silesia realizaba ensayos sobre medios de comunicación visuales, sobre todo en personas que sufrían depresión. Fueron los estudios médicos los que la enseñaron cómo habla una artista en las entrevistas, tener distancia de si misma y del mundo y que “ningún asunto es trivial, todos tienen una base”.

El cuadro titulado “Spotkanie”/El encuentro/, el cual en el concurso de Ergo Hestia trajo a Natalia Bażowska el triunfo, se pudo ver antes por ejemplo en la exposición individual “Pokój do rozmowy ze zwierzętami”/Habitación para hablar con animales/ en Rondo Sztuki de Katowice. Desde 2007 la artista regularmente presenta su creación, también en exposiciones colectivas. Galardonada en varios premios y distinciones, entre ellos semifinalista „Doliny Kreatywnej”, organizada por la Televisión de Polonia. Se fijaron en ella también en el extranjero.

En los cuadros y en las esculturas de Natalia Bażowska aparecen personajes de rostros sin rasgos y sin personalidad, como si no estuviesen formados y apareciesen de la magma, sorprendiendo no sólo con la forma, pero también con manchas de vivo color. La galardonada de Hestia mueve temas del subconsciente colectivo, proyección de la mente humana y secretos profundamente escondidos. Sobre su creación la artista dice: El espacio que nos rodea, tiene propiedades, de las cuales ni sospechamos. Aparecen de él proyecciones. Nos conocemos con ellas, pero no las tocamos. Eso podría destruirnos. Tocaríamos entonces una convencional forma de fantasía y deseos. Por eso nunco me guío por la necesidad de transmitir un pensamiento concreto, más bien me dejo llevar por la intuición, me encomiendo al proceso de creación. Aprovechando la ignorancia colectiva, ignorando la necesidad de lectura canónica de los trabajos, entro en diálogo con los fantasmas humanos. Mis cuadros son reflejo del subconsciente, que puede ser definido después de pasarlo al lienzo. Actúo rápida y espontáneamente, pero en vez de sentir cansancio, con cada momento tengo más energía. Esa energía desaparece, cuando la idea ya está realizada. Aunque el principio de cada trabajo es como un viaje a lo desconocido, su terminación es como la vuelta a casa.

Más sobre la artista en la página: www.bazowska.com