Krzysztof Maniak "Me acuerdo de la nieve", la exposición en BWA Warszawa 2015

inauguración: 6.02.2016, 19.00 horas

entrada libre

 

6 de febrero de 2016 – 5 de marzo de 2016

 

BWA Warszawa

Dom Funkcjonalny

ul. Jakubowska 16/3

03-902 Warszawa

 

Krzysztof Maniak, laureado de la 14. Edición del concurso El Viaje Artístico Hestia, a los salonesartísticos anteponela tranquilidad del bosque Księży Las. En su exposición individual en BWA Warszawa titulada “Me acuerdo de la nieve” presentará sus más recientes autorretratos frente a la naturaleza.

Krzysztof Maniak es un personaje por lo menos atípico. Muy temprano, porque ya durante los estudios fue descubierto por los comisarios, presentó sus obras en la exposición más importante de repaso del arte polaco de los últimos años “Co widać” en el Museo del Arte Contemporáneo en Varsovia, el año pasado fue elegido laureado del concurso El Viaje Artístico Hestia. En vez de aprovechar las oportunidades que se le presentan, vuelve a Tuchów, su pueblo natal cerca de Tarnów. Maniak no puede actuar de otra manera, el estímulo para su actividad es el contacto con la naturaleza, directo y de larga duración. En el último curso de sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Cracovia renunció incluso a vivir en Cracovia y venía a la ciudad solo una vez a la semana. Era igual cuando durante la beca del Viaje Artístico Hestia pasó un mes en Nueva York. El fondo para los trabajos que realizó allí no fueron los íconicos rascacielos, sino los arbustos de Central Park. Maniak con toda la sinceridad admite que a los salones artísticos antepone la tranquilidad del bosque Księży Las y en vez de hablar con los comisarios prefiere caminar por los senderos forestales y tocar la corteza de los árboles.

Quien se encuentra por primera vez con la obra de Maniak puede pensar que su arte es una estrategia calculada para conseguir la fama de un outsider o, por el contrario, que es ingenuidad. ¿En serio un hombre adulto abraza un arbusto de rosas florecido? ¿De verdad graba una película en gesto de una intíma relación con las bayas blancas? Nosotros, destinatarios del arte contemporáneo, tenemos ojos y cerebros que están determinados por escepticismo frente a todo lo que estamos viendo, heredado todavía en los tiempos de Descartes. Nos ha quedado poco romanticismo y fe en los auténticos sentimientos humanos. Al artista también le adjudicamos el papel de analista y sociólogo más que de poeta y nosostros, en vez de leer poesía, leemos más a menudo reportajes y polémicas políticas. El arte de Krzysztof Maniak antepone la perspectiva local a la perspectiva global; le interesa lo que está aquí y ahora: la hierba ondeando en la brisa del viento, los colores cambiando bajo el efecto de la luz natural, la textura y la forma de la piedra.

 

Los trabajos del ciclo “Me acuerdo de la nieve” son en su mayoría autorretratos frente a la naturaleza. El artista de manera muy directa muestra en ellos la grabación de sus actuaciones al aire libre. Krzysztof Maniak trabaja no solo con la imagen. Es importante para él también el aspecto del lenguaje y como las impresiones visuales están traducidas por nosotros a las palabras. El efecto de su salida al aire libre son las fotografías y las grabaciones vídeo, pero tambíen los apuntes que con su forma lacónica y poética se parecen al haiku: ”Simplemente volvemos porque algo termina. Marcha atrás, un fragmento del paisaje en el retrovisor. El arranque brusco, las ruedas patinan, el crujido, paralítico movimiento del cuerpo. Partimos al final de un día de invierno. El cielo violeta, la nieve gris y fea en el foso, no hay ni siquiera unos centímetros de superficie limpia. El camino brillante se pega a los zapatos. Todo está cerrado. Los restos de los roces del sol en la corteza de los árboles en el camino. En en lugar estaremos tan solo por la tarde. Pasaremos por una ciudad más grande, a la que nos llevarán las publicidades. Primero unos cuantos, pequeños, puestos tímidamente en los jardines de las casas, después por unos más grandes hasta las vallas gigantescas a cientos metros del centro. El negro de la carretera, el negro del cielo, la aversión por abandonar el coche caliente, por despedirse, por salir al exterior. Todavía la última parada, la gasolina por 50 złoty, un cigarillo rápido un poco más lejos para que no explotara nada. No os vayáis sin mí. Todavía veo el horizonte. Es como la tarta de miel, caliente. Confiamos al conductor, conoce un camino mejor, vacío, por las afueras. Música. Ahora no. Quizás cuando empiece a llover. Gota tras gota, desde encender los limpiaparabrisas hasta cáscadas de agua cayendo por el parabrisas. Entonces lo que se acumulaba por todo el día correrá. ¿Será una lluvia caliente? Cada día es más largo del día anterior, eco. Empecé el trabajo, sobre la nieve.”

 

La inaguración, planificada para el 6 de febrero en Varsovia será también una oportunidad de hablar con el artista sobre sus obras más recientes que fueron creadas durante su residencia de un mes en Nueva York que había ganado en el concurso El Viaje Artístico Hestia.

 

 

El horario de apertura de la galería:

miércoles- sábado

de 14 a 18 horas o tras previo aviso: +48 725536075

http://www.bwawarszawa.pl/